Llegada la fecha, se recurre a la conversación sobre los nuevos propósitos para el año nuevo, al menos, es un tema que los que nos dedicamos a enseñar lenguas usamos, por recurrente, obvio.

El año pasado, uno de mis estudiantes de Estados Unidos, me contó el suyo: Leerse 100 libros. https://medium.com/@kinabalu/read-100-books-in-2018-a0ec1bc68688

A mi me pareció un objetivo desmedido, exagerado, casi imposible de alcanzar pero la idea no se me iba de la cabeza, así que en lugar de pensar que Andrew estaba loco (cosa poco probable a juzgar por su inteligencia) y olvidarme del tema, pensé que tal vez podría intentarlo yo también y ver en qué acababa la cosa. Así que me puse a leer como una loca porque, además, cada cierto tiempo, en las clases, yo iba midiendo el progreso de Andrew en su carrera lectora hacía el libro número 100.

Y como siempre que uno se propone algo, todo el universo se confabula para llevarlo a uno a su propósito y de esa forma, mi querida amiga Laura de Costa Rica, ratón de biblioteca, políglota y divertida, también al principio del año, empezó a hacerme recomendaciones de libros en inglés… “Noooo, muy difícil” le dije yo, pero a continuación compré el primero que me sugirió porque ella me ayuda con mis dudas de inglés y conoce mi nivel, así que confié en ella…. el libro era “ Americanah” de Chimamanda Ngozi y tiene unas 450 páginas… pensé que me llevaría todo el año leerlo; en un mes lo había terminado. Me enganché de una vez a la lectura en inglés, y Laura me nutría de títulos de novelas encantadoras que me hicieron las delicias de algunos viajes, no pocas noches gélidas y muchas  siestas veraniegas.

Para cuando empezaron a llegar días más largos y soleados, en una de mis lecciones online con mi estudiante Margie de los Estados Unidos, volvimos a hablar de libros, una vez más, y entonces ella me contó lo de su Bookclub. Yo había oído sobre los club de lectura, pero en bibliotecas y destinados a personas mayores y nunca les había prestado ninguna atención. Sin embargo, al escuchar a Margie, que es una mujer lectora, viajera, curiosa y llena de energía, hablarme de su experiencia me fascinó la idea de formar parte de uno y así incrementar mi tiempo de lectura y, además, compartirlo con otros. En pocos días, unas cuantas amigas decidimos crear nuestro Club de lectura, con el fin de tener encuentros en los que poder debatir, hablar, divagar sobre otras vidas, otros mundos, otras realidades, sobre sueños y decepciones que no fueran necesariamente las nuestras. Pero, eso sí, con vino y aperitivo!

Le dimos el nombre de Un libro te hace libre, porque eso es exactamente lo que hacen los libros, mentes libres, como la de Rosa, Alicia, Eva, Niky, Ana, Isabel, Consuelo y Conchi, todas las que pertenecemos a ese increíble y maravilloso Club de lectura. Y, que por cierto, tuvimos la suerte de tener a Andrew en persona como invitado de honor de nuestra última reunión del año.

Comida del Club de Lectura

Así pues, gracias al propósito de año nuevo de mi estudiante y todo lo que siguió después, he pasado 12 meses en constante compañía de libros.

Libros que me han llegado de manos de gente a la que quiero de verdad, libros que han viajado conmigo en avión, tren, coche, bici… libros que se han llenado de arena de playa, de café….libros que se quedaron en otros destinos, en otras manos.  

Libros que hablan de amor, de dolor, de magia, de sueños imposibles, de felicidad y frustración, de pasión….hasta un libro en sueco leí, gracias a mi querida Sanna.

Todos subrayados, con anotaciones y muchas palabras traducidas en los márgenes y, lo más bonito,  todos me han hecho sentir increíbles momentos que nunca he vivido y, a pesar de ello, tal vez no pueda olvidarlos jamás.

No llegué al objetivo de los 100 y algunos (solo 5) no los terminé, pero se quedaron pendientes, porque cada libro contiene una historia única y cada historia tiene su momento.

Estos son los libros que yo he leído en el 2018, tal vez les resulte una lista interesante de posibles lecturas o tal vez ya los leyeron, y entonces a lo mejor se animan a releer alguno, en cualquier caso:

Feliz 2019 lleno de libros.

 

Americanah- Chimamanda Ngozi Adichie

The kite runner – Khaled Hosseini

High Fidelity –  Nick Hornby

Beauty is a wound – Eka Kurniawan

Women who run with the wolves – Clarissa Pinkola

Gone Girl – Gillian Flynn

The perfect nanny – Leila Slimani

You can heal your life – Lousie L. Hay

Maybe Managua – Catalina Murillo

Get to be happy – Ted Larkins

Abierto toda la noche – David Trueba

La casa de Bernarda Alba – Federico García Lorca

Mossipan –  Elsie Johansson

El camino – Miguel Delibes

The neverending story – Michael Ende

Nada –  Carmen Laforet

The night Circus – Erin Morgenstain

My purple novel – Ian McEwan

On Chesil Beach – Ian McEwan

Being miss nobody – Tasmin Winter

The year that changed everything – Cathy Kelly

Déjame que te cuente –  Jorge Bucay

24 horas en la vida de una mujer – Stefan Zweig

Patria –  Fernando Uramburu

Hearts in Atlantis – Stephen King

Querida Ljeawele – Chimamanda Ngozi Adichie

Y el pirata creó el mar – Francisco Romero

El señor de las moscas –  William Golding

The gap of time –  Jeanette Winterson

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail