Así es como durante una buena época me llamaba mi gran amiga Silvia. Silvia… conozco muchas, todas hermosas y grandes mujeres, pero hoy hablo de una que es parte fundamental de mi vida y de mi corazón, porque no solo es amiga, también es maestra de vida, es todo luz, armonía y comprensión. Y hoy, en un día tan especial, tan difícil, me envía el poema que un día me escribió, hace ya bastantes años atrás, y que no me dio entonces, sino ahora, para llenar mis temores con luz, para acallar la duda, para enaltecer nuestra amistad, para fortalecer mi persona. Gracias por tan hermosas palabras. Aquí las dejo para compartirlas con quien guste leerlas. La foto también la eligió ella cuando creó este poema, el primero y único que he recibido en mi vida. El más hermoso de todos los poemas posibles para mí.

Te quiero, Silvia, mi gran amiga Silvia.

Marieta, te quiero como musa de

inspiración para mis nuevas letras y

mis efímeras locuras renovadas por

necesidad ansiosas de historias valientes de vidas reales

de personas transparentes como tu…

Marieta, nuestros caminos en unirse

tardaron unos años, que ahora se me antojan lagunas infestadas

de monstruos con recompensa por captura. 

Marieta, valiente y verdadera,te

observo en tu paraíso con Lilith

por bandera pensativa e impactante, como

el sueño de cualquier mortal

empachado de cotidianeidad delirante. 

Marieta, aún tengo en el recuerdo aquellos breves

pero intensos momentos bajo el sol de esta terreta.

A veces pienso, que nunca te fuiste de aquí,

A veces pienso, que en realidad, yo también estoy allí. 

Si pudiera describir el suave sonido del viento a favor Si

pudiera hacerte sentir el suave roce del agua en mi piel

Si pudieran mis ojos regalarte esta inolvidable puesta de sol 

Sentirías, como yo, raíces trepando sobre tus pies.

No es necesario nadar un mar entero Y sentir ese viento, esa

agua y esa luz Y sentir que la vida es pura, que

tu alma está libre de miedos

Que el camino lo haces fácil y bello

sólo tú… 

Por muy lejos que estés del lugar donde tus ojos se abrieron por primera vez

Por muy lejos que sientas los latidos del cariño que no te olvidan

Por mucho tiempo que pase sin ver las sonrisas

y abrazos grabados en tu ser

Estarás bien…

Te lo aseguro, créeme… Cierra los ojos… déjate ser… vive sin peros… camina sin miedo Porque la vida una es, tan valiosa en cada persona, tan importante y pura en cada corazón Así es la tuya también. 

··· Silvia ··· 19 de abril de 2011

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail