La primera novela del artista y escritor alicantino Manuel Pacheco nos lleva desde España a Latinoamérica en un viaje de ida y vuelta y viceversa de mano de los protagonistas Omar y Lucía. La historia hace honor a su nombre desde el primer momento en el que los protagonistas, ajenos a una realidad que los une mucho más de lo que nunca podrían imaginar, se cruzan unos breves instantes que, sin embargo, sembraran la semilla de una relación que durará para siempre. Omar va hacia el destino del que ella está regresando, él a la aventura de su vida, empezando por Costa Rica, lleno de sueños por realizar mientras ella regresa a España, con algunos de los suyos rotos.

Se hace notar, desde el principio, el énfasis que el autor pone en los lazos que unen a su protagonista con cada uno de los otros personajes que van desfilando a lo largo del libro. Todo el tiempo está presente esa idea de que algunas personas pasan someramente por nuestras vidas mientras que otras mantienen hilos que nos conectan incluso más allá de la muerte.

Y de esta forma, el autor trata las diferentes relaciones que nos unen a otros y que están presentes en la vida de casi cualquier persona.

La amistad, constantemente presente entre Omar y su gran amigo Marcel, inmortalizada en una frase talismán “Pura Vida” . La amistad también como tema principal en la vida de Lucía y que es, sin duda, su tabla de salvación “ Allí estaba, a pesar de todo, con las dos personas con las que quería estar.”

El amor y los correspondientes enredos de parejas que se crean y se destruyen para después acabar creando otras nuevas y espontáneas relaciones más hermosas y sanas ” y todo lo bueno que había en ella volvía hacerse evidente, recordandole porque había llegado a quererla tanto”

La relación paterno-filial que nos lleva al eterno conflicto de querer no ser como nuestros progenitores para al final acabar admitiendo que parecerse a ellos es lo mejor que nos puede pasar “ madre e hija quedaron en silencio, con un espejo simbólico entre las dos que mostraba lo que una fue y lo que la otra sería”. Por otro lado señalar,como en las relaciones familiares a pesar de creer que conocemos perfectamente a nuestros padres o hermanos, puede ser que descubramos que tienen una vida paralela que ignoramos y que directamente nos afecta a nosotros y a otros miembros de la familia. Esa familia, que al mismo tiempo queremos tener cerca porque nos hace brotar nuestros sentimientos más tiernos de niñez, apego, cobijo y seguridad pero que, al mismo tiempo, nos saca nuestros peores sentimientos de odio, dependencia insana, ansiedad y nos coarta nuestra libertad.

La vecindad, que si bien no siempre es el caso, en el libro, aparecen tocadas por el afecto y el cariño y también por la complicidad. “ Se acordó de Don Basili… guardándole las cartas que encontraba en el buzón antes de que alguien pudiera acceder a ellas” y esa capacidad de relacionarnos y de comunicarnos que tenemos los seres humanos y de la ironía de la distancia. Es decir, cómo personas que no coinciden en tiempo y lugar, pueden llegar a tener una complicidad y una confianza tal como si se conocieran de por vida, abriendo sus sentimientos y su alma, y cómo personas que físicamente están juntas en lugar y tiempo, además de compartir lazos de sangre, no se comunican y no saben nada la una de la otra.

Y, por supuesto, la relaciones que unen a las personas por solidaridad y humanidad. El trabajo de Omar como voluntario en un centro para niños de familias sin recursos, con carencias afectivas, víctimas de maltratos y rechazo social nos adentra en una de las peores realidades de Latinoamérica, concretamente de Perú. A través de su experiencia con estos niños nos acercamos a un mundo desconocido para muchos lectores, un universo de carencias e injusticias pero lleno de esperanza pues allí donde más falta hace, siempre hay alguien dispuesto a echar una mano, a aportar con su hacer y su saber, como el caso de Omar que logra despertar el afecto en el corazón de los niños que tanto lo necesitan, aunque, para ello, tenga que pagar el precio de ver como su propia alma se quiebra, “ la angustia que sentía le hacía correr más rápido…”

Y de la mano de esos hilos que nos unen vienen aparejadas las emociones. Es muy interesante como el autor describe esa contrariedad que existe, en muchos casos, entre la imagen que uno proyecta de sí mismo y como uno se percibe “ Te ayudará a ordenar tus ideas y a quererte un poco, si empezaras a verte a ti mismo cómo te ven los demás….” En el protagonista afloran las inseguridades propias de la aventura que va a emprender pero también los conflictos internos de su personalidad. “ … se dio cuenta de hasta qué punto su felicidad estaba en manos de los demás, y se sintió patético.”

La ilusión, a pesar de los desengaños los protagonistas encuentran fuentes de ilusión todo el tiempo, momentos de gozo y de plenitud con la vida y con ellos mismos; renuevan sus fuerzas y aceptan el presente como un regalo. “ El mundo no sería nunca más el mismo lugar, porque en él había aparecido algo a lo que nunca se había podido aferrar, una especie de fe en que las cosas pasan por un motivo que se nos escapa,…”

La fuerza y la magia de lo novedoso, que es la sensación estrella del viajero “ le estaba empezando a invadir la encantadora sensación de estar lejos de todo, conociendo gente….” en contraste con la familiaridad de lo conocido, de lo que nos identifica, del reencuentro con las raíces,“ la música de su infancia, el olor del coche y el de su madre…”

La nostalgia, que inunda cada momento de la vida de Lucía al volver a su vida de antes del paraíso, es un reflejo tan fiel de lo que uno siente en esa circunstancia que, cualquiera que haya pasado una larga temporada viviendo en algún país extranjero en el que se haya sentido como en su casa, va poder identificarse rápidamente con el personaje de Lucía. Ella tiene algo muy importante por lo que luchar y rehacer su vida en Barcelona, pero le cuesta tiempo y esfuerzo no evocar recuerdos de esos lugares que Omar está descubriendo y de un amor que se esfumó sin más. “ Con los ojos cerrados, sus recuerdos eran la única realidad”

La felicidad unida a la tristeza, esa sensación en la que estas dos emociones tan aparentemente opuestas se vuelven una, dando paso a sensaciones que nos superan y que asociamos a espacios, lugares, sonidos… “ Esa canción se convertiría en un símbolo tan potente de la felicidad, que Omar no podría evitar sentir pena cada vez que la escuchara después de aquello…”.

El libro es, sin duda, un deleite para los sentidos pues está escrito desde la profundidad del conocimiento de quien nos lo transmite en estas casi 200 páginas y, por eso, la lectura resulta ágil a la vez que no pierde detalles de los momentos, los lazos que van tejiendo entre los personajes y las emociones a las que van dando lugar.

Este libro es uno de los últimos títulos elegidos por el Club de Lectura “ Un libro te hace libre” de Almagro, y aquí quedan plasmadas algunas de las impresiones que nos ha suscitado:

“Esta novela, es una obra que está escrita con un lenguaje muy fluido, muy del día a día y desde el sentimiento, ya que, sin duda pienso que es parte autobiográfica y Manuel sabe llegar al lector, cualidad que no todos los escritores consiguen. También señalar, que para ser la primera obra que este autor ha llevado a cabo, me parece sensacional, descubriendo el gran secreto de los hilos que unen a Lucía y Omar en la última página. Grandiosa al igual que inesperada. ¡Me ha encantado! Interesante sería descubrir los hilos que nos unen a muchos de nosotros y cuál sería nuestro arlequín colgado de unos hilos, nuestro títere…”

Rosa María Barba.

“Leer este libro es una experiencia muy grata,interesante y preciosa. Cada palabra,frase o idea es un motivo para seguir leyendo.
El autor tiene un tacto especial para describir lugares,momentos y sentimientos; también para describir a los personajes que aparecen. Todo lo hace de forma tan sencilla y cercana que te implicas en la historia.
Es un relato que te invita a reflexionar y, a la vez, a disfrutar de la posibilidad de encontrar esos hilos mágicos que nos unen a algunas personas sin saber cómo ni por qué.
Muchas gracias a Manuel Pacheco por escribir Los hilos que nos unen”

Consuelo de la Rubia

Sencillamente delicioso!!!

Su acertada estructura, dinamismo…así como, el lenguaje actual y cercano empleado por el escritor hacen que sea un libro muy ameno y de fácil lectura.
La historia contada, las descripciones que hacen los protagonistas del mundo en el que se desenvuelven en cada momento…las reflexiones, sentimientos y sensaciones que experimentan a nivel interno…Todo ello, lo hace TAN REAL!!…que inexorablemente quedas atrapado desde la primera página.

Para mí, una historia inacabada..¿Para cuándo la segunda parte? Totalmente recomendable!! Definitivamente una historia…cargada de “PURA VIDA”

Conchi Ruiz Ureña

“La parte que más me enganchó fue la historia entre Omar y Lucía y , por eso, el final del libro me dejó totalmente sorprendida!!”

 
Nikoletta Juhász

“Esta maravillosa historia que nos ha regalado Manu relata la conexión que tienen dos personas remotas en el mundo, sin más relación que un encontronazo fortuito que marcará para siempre sus vidas.

Cada detalle nos va adentrando en el mundo paralelo que viven estos dos personajes totalmente reales.

Desde mi punto de vista, queda demostrado que existen uniones invisibles entre personas desconocidas, que cuando decimos “es nuestro destino” en realidad encontramos una parte de ese hilo conductor..

Me ha encantado, es la segunda vez que me lo leo, en esta ocasión para nuestro maravilloso club de lectura y si cabe, lo he disfrutado más.

Manu, si estás leyendo nuestras reseñas te animo a que continúes deleitando nuestros sentidos.

Gracias club de lectura por hacerme un poquito más feliz cada día. Os quiero”

Alicia Jorreto

“¡Me ha encantado! Enganchada a el desde la primera palabra a la última.

Para mí con muchísimo sentimiento, sientes tanto a los personajes, los viajes y su intriga al mismo tiempo.

Me encantaría volver a leer algo del autor Manuel Pacheco.

Muy recomendable”.

Eva Crespo

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail